Conoce las conclusiones del CoopsDay 2023 celebrado en Donostia-San Sebastián

El pasado sábado 1 de julio, Día Internacional de las Cooperativas,  la Confederación Española de Cooperativas de Trabajo Asociado -COCETA-, en colaboración con la Alianza Cooperativa Internacional -ACI-, el Consejo Superior de Cooperativas de Euskadi -Kooperatiben Kontseilua- y su socia territorial, la Confederación de Cooperativas de Euskadi -KONFEKOOP-, celebró una destacada jornada dedicada al papel de las cooperativas en el desarrollo sostenible. 

Después de 3 horas de programación, Luis Miguel Jurado, presidente de COCETA, y Rosa Lavín, su homónima en KONFEKOOP, se encargaron de resumir las conclusiones de todos los contenidos desarrollados a lo largo de la mañana, en el Ayuntamiento donostiarra. Dichas conclusiones, a grandes rasgos, serían las siguientes:

-La vinculación entre cooperativismo y desarrollo sostenible es clara: viene determinada por los Principios y Valores cooperativos. Es decir, las cooperativas, en su concepción, construyen, desde el presente, un futuro mejor.

-Un desarrollo sostenible es el que pone a la economía al servicio de las personas, y no al revés. Priorizar el crecimiento por el crecimiento acaba con los recursos, genera empleo precario, profundas desigualdades y destruye el planeta. Hoy lo sabemos.

-La buena noticia es que las cooperativas y la economía social son las empresas que sitúan a las personas en el centro, que nacen con vocación de proporcionar bienestar sostenible, y que esto ha sido así siempre, como se ha demostrado con los ejemplos expuestos.

-Trabajar para reforzar el emprendimiento cooperativo y acercarlo a la juventud es una prioridad para las organizaciones que han promovido 'Cooperativas para el desarrollo sostenible', con el fin de que la sociedad en general y los y las jóvenes en particular conozcan y valoren el cooperativismo como opción de futuro en su recorrido profesional.

-Otro objetivo fundamental es que las personas jóvenes confíen y apuesten por el modelo cooperativo; porque el cooperativismo conecta con los valores de la juventud y su forma de entender y conjugar vida personal y profesional.

-La sostenibilidad no es un concepto de moda que haya que incluir en un plan de marketing para las cooperativas. Las cooperativas son sostenibilidad de partida, lo recoge el 7º Principio Cooperativo. Abogamos por un crecimiento de nuestras empresas cooperativas sostenido y sostenible

-Un lema que podríamos extraer: "Queremos más y mejor cooperativismo". Un cooperativismo que apuesta por avanzar en pro de un modelo económico y social y claramente por las personas y por la sostenibilidad; con arraigo local y la mirada puesta en el ámbito internacional; con una gobernanza democrática y participativa.

-Desde COCETA, KONFEKOOP, la ACI y el Kooperatiben Kontseilua trabajamos por un cooperativismo que promociona la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y los jóvenes; que reivindica la justicia social y los derechos de los trabajadores; un cooperativismo que es pionero y protagonista en las transiciones tecnológico-digital, energético-climática y sanitaria-social y que se ha mostrado más resiliente ante las dificultades.

-No es entendible una empresa cooperativa que no contribuya a mejorar la vida de las personas desde el respeto al entorno, disminuyendo las brechas de género y digital, mejorando las condiciones laborales, y aportando soluciones a los grandes y pequeños retos de las actuales sociedades.

-Prácticamente, los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 son alcanzables con prácticas cooperativas. La jornada lo ha confirmado con las prácticas presentadas.

-El cooperativismo y la economía social son la alternativa que ya existe, de eficacia demostrada, a modelos mercantiles que están en constante revisión para corregir las consecuencias de haber antepuesto el beneficio por el beneficio de manera masiva y con la connivencia (o dejar hacer) de gobiernos de toda índole.

-En apenas dos meses, se va a revisar la Agenda 2030. Los ODS están aún lejos y hay que redoblar los esfuerzos.

-Las cooperativas y la economía social tenemos por delante el reto de hacernos más visibles, de seducir a potenciales emprendedores y emprendedoras, de atraer  cada vez a más personas al modo de entender la economía, la empresa y el trabajo de los más de 3 millones de cooperativistas que somos en el mundo.

-El acto ha puesto de relieve el rol de la Economía Social en la integración de personas con discapacidad y colectivos desfavorecidos.

-La implicación definitiva de las administraciones públicas con el cooperativismo y la economía social, de forma alineada y transversal a todas las políticas, es la otra parte importante e imprescindible para que esa visibilidad se multiplique y el modelo sea el referente definitivo para construir sociedades con futuro, sostenibles

-Jornadas únicas como la celebrada en Donostia son importantes como altavoz, de España al mundo, y una muestra de esa colaboración público-privada que es la única garantía de éxito. Un éxito que solo será tal, si es colectivo, como el cooperativismo. Y en red, creando lazos intercooperativos a pequeña y gran escala.

El evento también fue posible gracias a la financiación del Ministerio de Trabajo y Economía Social.